Será difícil de olvidar en las páginas policiales de Rivera

2 accidentes fatales, abuso sexual de un militar a su sobrina y una falsa secuestrada tras asalto en Livramento con repercusión en Rivera

La corriente semana que comenzó el pasado lunes 4 de noviembre de 2019 sin dudas ha marcado muchos hechos en pocas horas a nivel policial, hechos que han trascendido fronteras y que han repercutido en ambos lados de la frontera.
El pasado 4 de noviembre cuándo el reloj marcaba la hora 10:45 se produjo una violenta rapiña en un puesto de venta de combustibles en la ciudad de Santana Do Livramento – Brasil.
En dicha oportunidad 2 individuos llegaron al mismo a bordo de una motocicleta color verde, con matrícula uruguaya de la ciudad de Montevideo, quiénes utilizando gorro pasamontaña y los propios cascos de seguridad para cubrirse el rostro, portando arma de fuego hurtaron la suma de R$ 30000 (Treinta Mil Reales).
Inmediatamente los mismos y a pocas cuadras de ahí abandonaron la falsa moto uruguaya, resultando ser una moto brasilera adulterada, perdiendo en la huida un revolver calibre 22 con 10 municiones.
En ese momento entra en acción la “falsa secuestrada”, dónde las primeras informaciones manejadas indicaban que una mujer a bordo de su automóvil había sido tomada como rehén por parte de los asaltantes, pero…
Tan solo 2 horas después los integrantes de la División Especializada en Materia de Delitos Complejos de la Policía de Rivera recibieron la información que el supuesto automóvil secuestrada en dicha rapiña, estaba circulando por calle Paysandú en la ciudad de Rivera, conducido por la supuesta secuestrada, quién fue interceptada y resultó ser la mujer de iníciales J.M.D.R., de 37 años de edad, la cual de supuesta víctima paso a tener calidad de detenida.
Consultada a consecuencia de lo ocurrido la mujer de 37 años inventó una historia poco creíble, entrando en contradicciones, la cual inmediatamente fue “tirada por tierra” tras el trabajo en conjunto de investigación y análisis de las cámaras de seguridad llevado entre la División Especializada en Materia de Delitos Complejos y los integrantes del Centro Unificado de Comando de la Policía de Rivera.
Con todas las pruebas a la vista, las cuales claramente colocaban a la mujer de 37 años como integrante de la banda delictiva, la misma fue llevada ante la Justicia y tras la respectiva instancia judicial le fue tipificado un delito de rapiña especialmente agravada, en calidad de cómplice, la cual deberá permanecer 2 años en prisión efectivo y 6 meses de arresto domiciliario.

Rivera “se tiñó de sangre”

Una semana en la cual en materia de accidentes de tránsito fatal, también quedará marcada en las páginas de la policía de Rivera.
Recordemos que en primera instancia el mismo lunes 4 de noviembre pasadas las 16 horas, en la intersección de calles Luis Alberto de Herrera y 12 de Octubre, colisionaron el camión matrícula de Rivera FTP 1586 y la motocicleta también empadronada en Rivera FAK 5209.
Como resultado de ese choque, el cual se registró bajo una lluvia torrencial, perdió la vida Shirley Olivera Barboza de 21 años de edad, quién era conductora del bi rodado y transitaba por calle Luis Alberto de Herrera con dirección a la Capilla Santa Rosa, dónde iba a dictar clase y nunca llegó.
El otro trágico hecho de fatal en Rivera, se produjo también en horas de la tarde, pero del martes 5 de noviembre, dónde en la intersección de las calles Juana de Oriol y Florencio Sánchez, colisionaron el ómnibus de Turismo matrícula JYO 4819 y la moto marca Honda XRE 300cc., matrícula de la ciudad de Quarai – Brasil IXY 4518.
En dicha oportunidad el conductor de la moto que circulaba por calle Juana de Oriol, no respetó la señalización de tránsito allí existente, un cartel de “Seda el Paso”, cruzando calle Florencio Sánchez, chocando violentamente contra el pesado vehículo.
Como consecuencia de ese fuerte impacto, falleció en el lugar quién conducía la moto 300 cc., Raúl de Vargas Costa, brasilero de 51 años de edad.

No respetó ni a su sobrina

Otro de los hechos que marcaron a nivel policial la semana del 4 al 8 de noviembre en Rivera, fue el caso del militar de 33 años, que abusó sexualmente de su sobrina de tan solo 9 años de edad.
Según información periodística recabada por parte del equipo de A Plateia en español el efectivo militar cumplía servicio en el Batallón de Ingenieros N° 4 de la ciudad de Maldonado, dónde al venir a Rivera de paseo se quedó durante algunos días entre los meses de diciembre 2018 y enero 2019, en la casa de su hermana, la mamá de la menor abusada por dicho individuo.
En esa ocasión M.C.Q.D.S., de 33 años de edad, manoseo en forma reiterada a su sobrina a tal punto que en algunas ocasiones la obligaba a ingerir cerveza, para luego intentar abusar de la misma, diciéndole también a la menor “si le decís a alguien que te toqué, te mato” y también la amenazaba manifestándole que si no podía matarla a ella, mataría a su madre o a sus hermanas.
Una vez conocido el hecho en el centro de estudios al cual la menor concurre, el mismo fue denunciado ante la Sección Trata y Tráfico de Personas (TTP) de la División Especializada en Materia de Delitos Complejos de la Policía de Rivera, dónde activado el protocolo que rige en estos casos, el mismo fue detenido y colocado a disposición de la Justicia Penal, la cual una vez llevada a cabo la respectiva instancia judicial dispuso, la formalización con prisión del mismo por dos delitos de abuso sexual en reiteración real con un delito de abuso sexual especialmente agravado en grado de tentativa y todos especialmente agravados por la condición del imputado ser tío de la víctima y por ser esta menor de 18 años de edad, en calidad de autor, debiendo el mismo cumplir una prisión preventiva de 120 días mientras el equipo fiscal actuante prepara el juicio final.
Con la formalización de este efectivo militar, en lo que va del año 2019, la Sección Trata y Tráfico de Personas (TTP) de la División Especializada en Materia de Delitos Complejos de la Policía de Rivera, lleva formalizadas un total de 55 personas por diferentes delitos de índole sexual, lo que en su gran mayoría se han registrado en ámbitos familiares.

Grupo Aplateia

Adicionar Comentário