Los dos policías que fueron tomados como rehenes en el COMCAR son de Rivera

Continúan las negociaciones con los delincuentes y los malvivientes amotinados “reconocieron” que los efectivos que fueron tomados como rehenes no son los culpables de tal situación

Desde la madrugada de este viernes 29 de junio del corriente año el clima de tensión existente en el módulo 12 del COMCAR es muy grande, lugar en el cual continúan estando como rehenes 2 efectivos policiales oriundos de la ciudad de Rivera, al igual que un joven recluso quien es hijo de un empresario, quién cumplía funciones como ex vicepresidente en una reconocida empresa de transporte de la capital uruguaya.

Según información periodística recabada por parte de A Plateia en español los 2 policías de sexo masculino tomados como rehenes en el módulo 12 del COMCAR son oriundos de Rivera, el Agente Wister Adrián Palacios  el Sub Oficial Mayor Derze, los cuales se encuentran en buen estado

En las negociaciones un policía intenta hablar con uno de los reclusos amotinados, negociación que a continuación en parte se la brindamos en A Plateia en español.

– (Recluso) Vamos a matar a dos

– (Policía) Si ustedes se portan mal, nosotros nos vamos a portar peor. Los policías no están ahí no son los que te metieron ahí ni, vos sos preso viejo y sabés que esto va y viene. Escuchá, hacemos todo para que vos estés bien, me parece que vos sos una persona coherente con la que se puede hablar.

– (Recluso) Yo salí de mi celda, de mi protección solo para que los funcionarios no fueran tocados

– (Policía) Yo te entiendo, pero ponete en mi lugar, necesito hablar con el dueño del motín porque no podemos estar así. Si ustedes quieren algo vamos a tener que negociar, porque así por radio la batería se va a gastar

– (Recluso) El dueño de motín es (…) ¿Querés hablar con él? A ver si él quiere hablar

– (Recluso 1) Me estás requemando la cabeza. La voy a hacer corta y clara. Acá no se te va a liberar a nadie ni nada por el estilo. Nosotros queremos hablar con los que mandan porque ustedes no mandan un pito, si ustedes mandaran nos hubieran solucionado cuando pedimos por las buenas.

– Policía ¿Te paso algo?

– (Policía Rehén 1) Agente +++ me están tratando bien.

– (Policía Rehén 2) Oficial +++ estamos nerviosos, pero estamos bien

– (Policía Rehén 3) Quieren que hagan las cosas bien

– (Policía) Hable con el director nacional. ¿te sirve?

– (Recluso 1) Acá le di galletitas, le di Coca-cola que compré con mi plata.

– (Policía) Los policías no tienen nada que ver vienen a ganar unos pesos locos y abrir la puerta.

– (Recluso 1) Eso yo lo tengo claro los que no lo tienen claro son ustedes, lo que nos tratan mal son los de la guardia del día. (…) dijimos que había un violador y nos dijeron hagan lo que ustedes quieran (…) Te estoy hablando de corazón, lo único que yo quería es que se cumplan las reglas como se tienen que cumplir en una cárcel. La familia no tiene nada que ver y la tienen parada en un lugar que está lleno de ratas.

– (Recluso 1) Quiero 150 mil pesos ahora, y te largo al rehén, al hijo del ex vicepresidente de Cutcsa.

– (Recluso 1) Queremos algo para comer para los funcionarios, que estamos tomando mate entre todos pero ya les está dando hambre y la plata que te dije, quiero solo 150 mil pesos nomás. Decime que si no paga (al padre del recluso) le mandamos un dedo por arriba del techo y después vemos que hacemos.

 

 

Por: Wáshington Pereira/AP

Mail: washipereira10@gmail.com

Grupo Aplateia

1 comentário

  • la vida es ahora dulce y mejor ahora, ni cómo era hace un año, mi matrimonio estaba teniendo algunos problemas, mientras trataba de resolver los problemas, mi esposo comenzó a ver a otra mujer, ya no tenía sentimientos por mí, yo estaba tan dentro de mí tan pronto, mi esposo nos dejó a mí ya mis hijos y comenzó a vivir con la mujer, estaba tan confundida y con el corazón roto, y luego, más tarde, uno de mis amigos me llamó y me habló de un gran hombre que puede hacer volver a casarse pacíficamente, luego quise decir con el gran hombre y le conté todos mis problemas y problemas, luego de algunas semanas mi esposo llegó a casa y comenzó a pedir perdón, solo quiero agradecer a la gran baba ubeji por salvar mi matrimonio, mi amigo si tiene cualquier problema o cualquier tipo de problema solo cumple con gran ubeji, le prometo que será el final de sus problemas, si desea reunirse con él puede enviar un correo electrónico a: greatbabaubeji@gmail.com