“La desesperación de los comerciantes es grande”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Así lo manifestó, María Lina Varela, Presidente de la Asociación de Free Shops  de Rivera

Conocida es la actual situación de los comercios integrantes de la Asociación de Free Shops de Rivera, los que a consecuencia de la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19, han sido sumamente afectados al no poder desarrollar sus actividades con normalidad.
El principal cliente de los Free Shops son los turistas brasileros, esos turistas que fin de semana tras fin de semana llegaban a la “Frontera de la paz”, a realizar sus compras, hecho que hacía que económicamente de jueves a domingo generalmente, el movimiento era intenso y la economía de la frontera tuviese un “respiro”.

Medidas de Livramento que afectó a Rivera

Una de las medidas que afectó directamente a los Free Shops de Rivera, fue la adoptada por parte de la Prefeitura de Santana Do Livramento, en la cual se impidió la llegada a la ciudad de los ómnibus de turismo que provenían de diversos puntos del Estado de Río Grande del Sur – Brasil, dónde los turistas se bajaban en territorio brasilero e ingresaban caminando a Rivera.
Con la no presencia de los turistas, las ventas naturalmente bajaron, al no haber ventas, económicamente se hizo inviable en muchos casos mantener las fuentes laborables y por tal motivo varios Free Shops enviaron a sus funcionarios a seguro de paro.

Lina Varela, Presidente Asociación de Free Shops de Rivera
(Foto: Marcelo Pinto/AP)

Al inicio de la pandemia, el martes 18 de marzo del corriente año, A Plateia en español había dialogado con María Lina Varela, Presidente de la Asociación de Free Shops de Rivera, quién en aquella ocasión haciendo referencia a cuál sería la actitud a tomar por parte de los Free Shops que integran dicha asociación en ésta emergencia sanitaria, la misma había indicado “la postura tomada como gremio fue el continuar con las actividades, no cerrando en forma colectiva las puertas de los diferentes establecimientos comerciales que en este ramo funcionan en Rivera, pero a su vez los propietarios tienen total libertad de acción para tomar la decisión que crea conveniente respecto a la actividad de su comercio”.
Los días pasaron, la emergencia sanitaria continúa, el movimiento comercial no crece, pero las responsabilidades de cuentas a pagar por parte de los empresarios, continúa “corriendo”.
Ante esta realidad, en esta oportunidad y haciendo referencia a la actualidad por la cual están atravesando los Free Shops de Rivera, Lina Varela, expresó “la situación de cada Free Shop es diferente, dependiendo la cantidad de personal, dónde en alguno de los casos que tienen mayor cantidad de funcionarios, han abierto sus puertas tomando todas las precauciones, en horarios restringidos, utilizando al personal que estaba con licencia y no a los que están en el Seguro de Paro”.
Varela, indicó que estas medidas han sido tomadas a modo de prueba, pero que indudablemente trabajan bajo un sistema muy ajustado, en el cual por ejemplo no le pueden vender a uruguayos y al estar la frontera cerrada, agrava aún más la situación económica.
En este contexto la Presidente de la Asociación de Free Shops de Rivera, dijo “la desesperación de los comerciantes es grande porque las medidas que se han tomado hasta ahora han sido muy puntuales, pero sacando la flexibilización de los seguros de paro, no hay medida que nos abarque, porque nosotros seguimos pagando los alquileres, agua, luz, impuestos, lo que realmente nos tiene sumamente preocupados”.

Rivera sin movimiento comercial
(Foto: Marcelo Pinto/AP)

Prácticamente sin apoyo

Consultada Varela, sobre si el Gobierno uruguayo les ha brindado alguna medida contemplativa ante la situación económica por la cual los Free Shops están atravesando, al misma manifestó “tenemos un tratamiento similar a los grandes contribuyentes, por lo cual las medidas fueron pocas y puntuales, dónde a quienes tienen menos de 10 funcionarios, el Banco de Previsión Social (BPS), aplazó los aportes en 1 semana, no cobrar el 40% del aporte patronal por 1 mes, dónde ya estamos entrando al segundo mes por lo que pedimos una prórroga, y en el caso de los que cerraban balance en diciembre, que tenían que abonar los saldos de Patrimonio y Renta al 20 de abril a la Dirección General Impositiva (DGI), se corrió 1 mes, siendo éstas las únicas medidas que abarcaron a la Asociación de Free Shops de Rivera”.

El alquiler sigue “corriendo”

Otro de los temas que realmente preocupa a los propietarios de Free Shops, es el costo de alquiler de los locales, referente a lo cual, Lina Varela, indicó “es uno de los temas más complicados, porque no todos los dueños de los locales, fueron sensibles a la situación, por lo que tuvimos una reunión y le pedimos una medida a la Cámara Inmobiliaria, pero no tomaron medida como colectivo, dejando liberado a la voluntad de cada propietario”.
Para finalizar, María Lina Varela, la Presidenta de la Asociación de Free Shops de Rivera, indicó “si no queremos ver una Avenida Sarandí vacía, indudablemente en esta instancia los sacrificios lo deberíamos hacer todos, por eso se hace imprescindible por un tiempo la baja de costo de los alquileres por un tiempo, lo cual no significa un cambio de contrato, simplemente entender la situación para que todos podamos salir adelante”, concluyó.

Quebrando paradigmas – Eis a questão!

Sempre fui meio “fora da casinha”. Para os conservadores, uma disfuncionada precisando de ajuda psicológica; para outros, adiante do meu tempo. A história está aí