SOLIDARIDAD: Los riverenses colaboran para recuperar lo que el “fuego desbastó”

Los afectados en este caso fueron un efectivo policial, su esposa y su pequeña hija de tan solo 5 años de edad

Un nuevo hecho con características trágicas se produjo en la ciudad de Rivera, en el cual un desbastador incendio registrado en una casa de barrio Recreo en calle Maximiliano Luz, registró pérdidas totales.

Dicho siniestro se produjo en la casa del efectivo policial Cabo Paulo Núñez, quién desempeña funciones en Seccional Primera de la Jefatura de Policía de Rivera, el cual en el momento de desesperación con el afán de proteger a su esposa e hija, una niña de tan solo 5 años de edad, resultó con quemaduras de 2° Grado.

Ante ésta difícil situación, como en otras tantas oportunidades, los ciudadanos riverenses se solidarizaron con la situación del efectivo policial, donando diversos artículos para poder paliar la situación y que Núñez junto a su familia puedan nuevamente todo lo que una familia necesita para rehacer su hogar.

Ágilmente los integrantes del Circulo Policial de Rivera se movilizaron en busca de toda la ayuda necesaria, dónde quienes deseen colaborar donando dinero en efectivo lo pueden hacer depositando en Red Pagos cuenta N° 70110, en ABITAB cuenta N° 102070 y en el Banco República Oriental del Uruguay en la cuenta N° 12501681-00001, o sino también comunicándose y coordinando la donación de materiales tanto para el uso del hogar, como materiales de construcción con el Círculo Policial de Rivera a través del teléfono 462-23035 (en caso de llamar de Santana Do Livramento marcar 382-23035).

Según información periodística recabada por A Plateia en español,  hasta el momento en el Círculo Policial de Rivera han recepcionado ropas para toda la familia, heladera, TV, colchones, cocina a gas, mesa con sillas y horno de microondas.

Por su parte todavía está faltando ropero, artículos para baño, ropas de cama, útiles de limpieza, utensilios de cocina, materiales eléctricos y de construcción como ser chapas, pinturas, cemento portland, ladrillos, ventanas, puertas, entre otros.

Un hecho en el cual nuevamente como en otras tantas ocasiones se recurre a la solidaridad de los habitantes de ésta “Frontera de la paz”, en la cual una familia que durante muchos años viene trabajando para poder tener una casa con las comodidades básicas para vivir, vio como en pocos segundos el “fuego le llevó” todo lo que tenían, dejándolos sin absolutamente nada.

Por: Wáshington Pereira/AP

Mail: washipereira10@gmail.com

Grupo Aplateia