Rivera celebró el 189° Aniversario de la Jura de la Constitución

El acto central tuvo lugar en el “Rincón Chico Carlo” de la Plaza 18 de Julio

En la jornada de este jueves 18 de julio de 2019 se conmemoró el 189° Aniversario de la Constitución Uruguaya de 1830.

Por tal motivo en la ciudad de Rivera se realizó el acto protocolar en recordación a la mencionada fecha patria uruguaya, acto que tuvo lugar en el “Rincón Chico Carlo” de la Plaza 18 de Julio en la zona de barrio Rivera Chico.

En la oportunidad se hicieron presentes autoridades civiles, policiales y militares, dónde en la parte oratoria se hizo una reseña histórica sobre la fecha celebrada.

También en la soleada mañana riverense quienes asistieron al mencionado acto pudieron deleitarse con la actuación de la Banda Militar de la Brigada de Caballería N°1, dónde sus músicos interpretaron el Himno Nacional Uruguayo, Marcha Mi Bandera y el himno a la ciudad de Rivera “Caminitos de Tierras Coloradas”.

El “broche de oro” al 189°Aniversario de la Jura de la Constitución en Uruguay fue dado por la actuación de la Banda Juvenil “Marilena Maciel”, la cual en dicha ocasión también celebró sus 41° Aniversario.

Reseña Histórica

En Uruguay, la expresión Jura de la Constitución hace referencia al acto ocurrido el 18 de julio de 1830, cuando se juró la primera constitución nacional. Esta estableció un estado unitario, republicano y confesional; la religión oficial era la católica. La ciudadanía estaba restringida a los propietarios y alfabetos; se excluía a los asalariados y a los analfabetos.

La ceremonia se inició en horas de la mañana con un acto religioso. A las 8 y 30 salió el gobierno del Fuerte (sede del gobierno en la actual Plaza Zabala) con su cortejo y se dirigió a la iglesia Matriz para asistir al tedeum que se había dispuesto, tomando asiento conforme al ceremonial decretado el 13 de julio. Terminado el tedeum, el gobierno se dirigió al edificio que había sido erigido para el Cabildo de Montevideo, en uno de cuyos salones prestaron juramento a la Constitución los miembros de la Asamblea General Constituyente y Legislativa del Estado, el Gobernador y Capitán General Provisorio Juan Antonio Lavalleja, los ministros, el Cura Vicario, los Jefes de Tribunales, Oficinas, los Comandantes de Cuerpos y Jefes de Estado Mayor del Ejército.

La ceremonia principal, sin embargo, se realizó en horas de la tarde, en la actual Plaza Matriz, entonces denominada Plaza Mayor, frente al edificio del Cabildo. Sobre uno de los lados de la plaza se habían formado las tropas militares al mando de los coroneles Manuel Oribe y Eugenio Garzón, vestidos con uniformes de gala coloridos. Cada integrante de la tropa prestó juramento a la Constitución frente a una cruz sostenida por un oficial, conformado por un fusil y un sable.

Acto seguido, todos los civiles reunidos en la plaza fueron invitados a subir sucesivamente a una tarima colocada frente al Cabildo, en cuyos balcones se encontraban las autoridades públicas, a prestar juramento de fidelidad a la Constitución, pasando frente al Alcalde Ordinario de Montevideo. Una ceremonia similar fue realizada, asimismo, en todas las ciudades y poblados de cierta importancia del interior del país.

El texto del juramento rezaba así

“¿Juráis a Dios y a la Patria cumplir y hacer cumplir en cuanto de Vos dependa, la Constitución del Estado Oriental del Uruguay sancionada el 10 de Setiembre de 1829 por los representantes de la Nación? ¿Juráis sostener y defender la forma de gobierno Representativo Republicano que establece la Constitución? Si así lo hiciéreis Dios os ayudará; si no, Él y la Patria os lo demandarán”

Al presentar la Constitución, el constituyente José Longinos Ellauri expresó que ella serviría para regir la vida política y civil de la Nación “si os resignáis a regir por ella vuestras conductas”. Terminado el acto del juramento general tronó el cañón del viejo Fuerte de San José con una salva de 21 cañonazos, como anuncio al pueblo de que la Constitución de la República había sido solemnemente jurada.

El establecer una constitución nacional fue condición impuesta por la Convención Preliminar de Paz para la independencia del Estado. Era una soberanía restringida por cinco años; se vigiló también que dicha constitución no fijara los límites del estado, en especial con el Brasil, que logró apropiarse de unos 70.000 kilómetros cuadrados, anteriormente pertenecientes a las Misiones Orientales, en los tratados de 1851, leoninos, pero que el reciente estado no podía resistirlo por encontrarse sometido a la guerra civil desde 1838 conocida como Guerra Grande.

Esta Constitución fue el fruto de un año de trabajo de la Asamblea General Constituyente y Legislativa del Estado, antecesora del Parlamento uruguayo. Fue el texto constitucional de más larga permanencia, ya que recién fue modificado en 1918. Se trató de un instrumento jurídico avanzado en un país que no se encontraba preparado para ello.

En Montevideo, la Avenida 18 de Julio homenajea este momento fundacional del constitucionalismo uruguayo.

Por: Wáshington Pereira/AP

Mail: washipereira10@gmail.com        

Fotos: Matias Moura/AP

Grupo Aplateia