Un Policía de 27 años fue asesinado al intentar evitar una rapiña

El mismo enfrentó a 3 delincuentes que disfrazados de Policías intentaron asaltar a un camión  de reparto

La inseguridad en Uruguay “camina a pasos agigantados” y  en la jornada de este miércoles 5 de junio otro Policía fue víctima fatal a manos de la delincuencia.

Según información recabada por parte de A Plateia en español un camión de reparto llegaba a barrio Piedras Blancas en la ciudad de Montevideo con un efectivo policial cumpliendo servicio 222, encargado de realizar tareas de protección en zonas rojas de la capital uruguaya.

En ese momento 3 delincuentes vestidos como policías del PADO detuvieron la marcha del camión e intentaron robar el dinero de la recaudación.

Observando tal situación, el efectivo policial quien datos obtenidos por parte de A Plateia en español se trataba del Grado 1 Rogelio Eduardo Souza Arguimbao, de 27 años de edad, conocido entre sus compañeros bajo el alias de “Ceja”, intentó detener a los malvivientes, comenzando el intercambio de disparos.

Como consecuencia de ese tiroteo entre el efectivo policial y los 3 falsos policías, Rogelio Souza de 27 resultó gravemente herido tras recibir 6 impactos de bala en la espalda.

Por su parte uno de los delincuentes resultó herido de arma de fuego , ingresando minutos más tarde a la Policlínica de Malinas, quién fue identificado como el individuo de iniciales J.M.A.A., de 28 años de edad, quién posee 1 antecedente por receptación y 1 requisitoria pendiente por Violencia Doméstica.

Mientras tanto otro de los delincuentes fue abatido en el lugar y un tercer malviviente logró darse a la fuga.

Demora fatal

Datos periodísticos recabados por parte de A Plateia en español, dan cuenta que a la llegada de la ambulancia al lugar del hecho, en primera instancia los facultativos médicos optan por realizar el traslado del delincuente herido, dejando al Policía, Souza Arguimbao, que estaba herido con los 6 disparos de arma de fuego, entubado en el lugar, siendo  el efectivo posteriormente trasladado a la Policlínica de Capitán Tula.

Ante la gravedad del efectivo policial de 27 años, era necesario su urgente traslado para su mejor atención al Hospital Policial, pero en la Policlínica de Capitán Tula en ese momento no contaban con una ambulancia especialmente equipada para ese tipo de traslado de urgencia, minutos que fueron fatales, dónde el efectivo policial no resistió a las gravísimas heridas recibidas, terminando falleciendo, hecho que en la propia Policlínica fuera el detonante para la desesperación y desacato de algunos efectivos policiales que hacía instantes nada más habían perdido a un nuevo compañero, tensa situación que debió ser contenida por los propios Jefes de la Zona 3 de la Policía de Montevideo.

Rogelio Eduardo Souza Arguimbao, el Policía asesinado a “manos de la delincuencia”

 

Por: Wáshington Pereira/AP

Mail: washipereira10@gmail.com

Fotos Gentileza: Fabrii Mach

Grupo Aplateia